¿Qué es y cómo aplicar el hedging?

El hedging es una forma de operar que permite realizar entradas a mercado sin importar si el precio subirá o bajará, compensando las pérdidas con entradas a la contra de las abiertas, intentando que la diferencia genere un pequeño beneficio al cierre de todas las posiciones.

Ten en cuenta que el 90% traders pierde dinero porque hacen lo que las manos fuertes esperan que hagan:

  • Comprar en los mínimos y vender en los máximos
  • Cortar las pérdidas y dejar correr los beneficios
  • Aumentar el apalancamiento en posiciones buenas
  • Intentar beneficiarse de una posición grande

El problema de estos puntos no son los puntos en sí (que si se aplican bien funcionan), sino la gestión emocional al aplicarlos. Para poder cumplirlos es necesario eliminar el factor emocional o bien controlarlo muy bien. Es por ese motivo que la mayoría de los traders pierden su dinero o no son capaces de ganar de forma consistente.

Vamos a pensar qué pasaría si, de entrada, hiciéramos todo lo contrario a estas premisas:

  • Comprar cuando el mercado está débil y vender cuando está fuerte
  • Cortar las ganancias y tener paciencia con las pérdidas
  • Abrir posiciones muy pequeñas (infraapalancadas)
  • Intentar beneficiarse de varias entradas pequeñas

¿Crees que estos puntos te ayudarían a reducir el factor emocional que conlleva entrar y salir del mercado?

Recuerda que sólo el 2% de los traders son capaces de ganar dinero a largo plazo. Al 98% restante, las emociones no les dejan conseguir ser rentables. Así de fácil. Podemos intentar ver si nosotros estamos entre ese 2%, por supuesto, pero el camino va a ser doloroso y sin garantías.

¿Cómo utilizan el hedging las manos fuertes?

Las manos fuertes ganan el dinero de tres formas:

  1. Con un buen análisis fundamental, invirtiendo a largo plazo y entrado a mercado infrapalancados. Hacen un trading direccional pero con un objetivo claro y fijo del que no se mueven.
  2. Invierten en opciones (es una activo diferente a los tratados en este blog) asumiendo un riesgo ilimitado con un beneficio limitado (esperar que las opciones de las manos débiles expiren con el tiempo).
  3. Hacen hedging (modelos de expansión y contracción) donde se aplica el market neutral también a través de un trading no direccional, eliminando el factor emocional.

¿Qué podemos hacer nosotros con el hedging?

Es muy difícil que día a día y de forma consistente, un trader cualquiera pueda hacer dinero fácilmente. Eso no significa que no haya personas que lo hagan, pero el mercado está pensado para que la mayoría no lo consigan. Durante nuestra operativa puede que algunas de las entradas que hagamos sean buenas. ¿Pero qué pasa si no acertamos? normalmente esperaríamos a que nos saltase el stop y que nuestra entrada se cerrase.

Con la idea del hedging no es importante si el precio va a subir o va a bajar. No nos importa. Si el precio se mueve a nuestro favor genial, sino, pues también. En tal caso dejaremos que la posición fluctúe libremente y que se mueva en nuestra contra si es necesario. Lógicamente, nuestra cuenta de trading empezará a vaciarse si la operación no va bien, pero como iremos muy poco apalancados dejaremos que nos la erosione vigilando el margen que nos va quedando en nuestra cuenta.

Después, bajaremos a un timeframe menor e intentaremos abrir posiciones en la posición contraria en toda la “costa” de la estructura, o sea, mediante los análisis de estructuras que ya hemos tratado en otros artículos. La entrada fallida ira acumulando pérdidas (el equity de la cuenta bajará) pero iremos ganando en las entradas más pequeñas (el balance de la cuenta subirá), ya que sumadas compensarán la entrada que nos ha ido en la contra.

Tenemos que tener en cuenta que las entradas pequeñas deben ser coherentes con el análisis a timeframe mayor. De manera que éste nos proteja cuando hagamos las entradas pequeñas. Si la estructura mayor falla, no hay que continuar con el hedging. Hay que salir y cortar por lo sano lo antes posible.


📖 Lectura recomendada: El cerebro del inversor.

Apúntate a la newsletter

Somos ya más de 800 suscritos. Recuerda, lo mejor lo dejo para la newsletter. No olvides apuntarte si quieres recibir historias, análisis y consejos cada semana y ahorrarte búsquedas en Google.

👇